Nos convence este juego educativo porque, además de favorecer multitud de habilidades psicológicas y desarrollar el aprendizaje básico, es idóneo para una edad, de 6 meses en adelante, en la que tampoco hay muchos artículos para jugar educatívamente, o en la que no sabemos qué regalar porque realmente no hay mucho donde escoger.
También nos convence por su original presentación, sus colores neón y la gran variedad de posibilidades que tiene

  • Ver JUEGOS educativos. De 1 a 2-3 AÑOS