Este artículo nos parece una buena opción porque está detinado a una edad en la que no abundan precísamente juegos educativos con los que entretenerse o aprender los niños de uno a tres años.
Son una muy buena herramienta de desarrollos mental del niño a la vez que facilitan, y mucho, cuando queremos hacer un regalito para esta edad tan difícil. BUENA OPCIÓN, sí señor