Una buena forma para educar en valores igualitarios entre chicos y chicas es evitando el sexismo en los juguetes. He aquí dos buenos ejemplos: viste a tus héroes con sus ropitas y juega con herramientas y el camión.