• Nos toca. Sí. Nos toca cambiar el escaparate y pasar de la campaña de texto a la campaña navideña. Poco a poco, sin prisa ni pausa